lunes, 14 de marzo de 2011

Pasar página es obligado. Revisión 6000 km con la V-Strom.

Tras mi última entrada, de triste contenido, toca pasar página o por lo menos intentarlo lo antes posible. La vida sigue y el espectáculo, obligatoriamente, debe de continuar.

Desde hacía tres o cuatro años, todas las semanas me había permitido el lujo de pegarme un paseo en moto independientemente de la época del año. Esta pasada semana, y parte de la anterior, dados los acontecimientos, usé la moto como medio de transporte pero sin salir expresamente a rodar por el placer de rodar.
Casi sin darme cuenta, la moto me dice que ya tiene más de 6000 km y que por tanto toca revisión.
Mañana martes es la fecha que me han dado para llevarla al taller. También aprovecharé para cambiar soportes de maletas ya que los chicos de Suzuki cometieron el error de montar unos que no son los adecuados para las maletas que inicialmente había escogido. Si se ponen suficientemente "a tiro", cosa que por otra parte me han prometido, también compraré las maletas.
Me he decantado por las V35 de Givi ya que al margen de los posibles viajes, son las menos aparatosas para el uso y las necesidades de mi día a día.
Si finalmente mañana las compro, reeditaré esta entrada y os pondré fotos.

He de destacar que los casi 6500 km que tiene la moto a día de hoy han sido totalmente satisfactorios, ni un problema evidentemente, y teniendo en cuenta que la moto tiene poco más de cuatro meses -meses de invierno por cierto- me "preocupa" un poco el ritmo de kilómetros que llevo hechos con esta moto. Paseos de más de 200km he hecho pocos, pero sí muchos trayectos interurbanos propiciados por mi lugar de residencia.
Cuando digo "me preocupa", me refiero a un tema de pasta estrictamente, así de claro. Es decir, a este ritmo, que presumiblemente será mucho más alto llegada la primavera y el verano, saldré a bastante más de 20.000 km/año y esta media hará que en pocos años la moto pase a tener "cumpleaños" de seis dígitos.
Sinceramente, a pesar de que había tenido otras motos estos años atrás, nunca pensé que me iba a encontrar tan a gusto encima de la "V" como lo estoy.
Voy de compras, bajo a hacer gestiones al centro, voy a buscar a mi hija al cole, en fin,
ahora cuenta con el Maxia55l, el día que le ponga maletas haré la compra de la semana en moto.

Soy consciente que alguno de vosotros, con motos que pasan ampliamente los 100.000 km, al leer ésto se descojonará, haced un esfuerzo para entender al novato que escribe este post y que, posiblemente, aún no es consciente de la longevidad de la V-Strom. Haced ese esfuerzo por favor ;-).

Se aceptan todo tipo de críticas -incluso NO constructivas- y demás sugerencias varias.
Insisto, todas son bienvenidas excepto una, que fué la que me recomendaba un buen amigo, "vende la V-Strom y compra una GS1200". ¡Ojo! es amigo de verdad aunque en ocasiones como ésta me lo cuestione.